'cookieOptions = {...};' Archivos Argano: MIEDO A EXPONER - ¡COMBATIENDO ESO!

miércoles, 6 de abril de 2016

MIEDO A EXPONER - ¡COMBATIENDO ESO!



Unas últimas conversaciones en Twitter me han dado esta idea, más que nada porque no es la primera vez que leo cosas como "me toca exponer ufff" "Hoy tengo exposición, me quiero morir" o "Toca exposición, toca cero para la colección".

El miedo a exponer, muy famoso, sobretodo con estudiantes. Es esa sensación de terror cuando nos ponemos delante de un público para exponer un tema o opinión. La situación es conocida por todos, nos encontramos delante de todo el grupo que va a escucharnos. Nos miran, los miramos. Y nos empieza a dar algo.

Esto es conocido como el miedo escénico. Porque de alguna forma cuando exponemos, estamos saliendo a escena. Como si fuera el teatro. Estamos delante de todos, y somos protagonistas. Protagonistas principal de la obra que es nuestra exposición. En este caso quiero hablar un poco de cómo lo combato yo.

Yo, hace muchos años, tenía miedo a exponer. En mi época de instituto, y lo poco que estuve en la universidad antes de dejarla, estuve exponiendo y me costó mucho. Me ponía nervioso, no podía mirar fijamente a nadie y me daba corte, tartamudeaba y no me salían las palabras. Me cagaba encima vamos.


Pero…se puede entrenar. Este miedo es superable. A día de hoy, no tengo problemas en exponer, incluso en dos ocasiones, por los ciclos que estudio o estudié, he llegado a interpretarme dos monólogos humorísticos. Así que esto se puede entrenar. Aquí van unos consejillos o pautas que yo sigo para enfrentarme a este teatrillo que es exponer.

1) Práctica hace al maestro
La práctica hace al maestro, y esto es así. Cuando más expones, mejor lo haces. Cada vez te cuesta menos, y al final, te sale hasta natural. No temáis hacer el ridículo porque el ridículo forma parte de nuestra vida y TODOS LO HACEN.
No penséis lo de "se reirán de mi" porque tú eres el primero que tiene que reírse de ti mismo. Eso siempre demuestra inteligencia.

2) El Espejo
Puede sonar a coña, pero cuando me toca exponer algo, siempre práctico un poco. Y lo hago a veces, delante de un espejo. Siempre pienso que mi cara diciendo un temario o monólogo me puede provocar risa. Si esto lo supero, no creo que me entre la risa cuando exponga delante de gente.

3) Mirada en movimiento
Una de las cosas que nos pone nerviosos siempre es la mirada ¿Dónde miramos? ¿A quién? Bueno, nunca mires a un sitio o persona fija, porque al final te entra la risa. Ve moviendo la mirada por toda la zona pero sin mirar un punto fijo. Consejillos: Si hay una puerta, pizarra, ventana…yo a veces recurro a guiar la mirada ahí. Y si usamos un power point o video para apoyar la exposición, muchas veces recurro a desviar la mirada ahí, pero muy pocos segundos.


4) Palabras claras y concisas
Esto es primordial. Palabras claras, fáciles y una exposición amena, si es una exposición de clase y el profesor nos lo permite incluso podemos poner algún chistecillo para aliviar tensiones. NADA DE TECNICISMOS salvo que nos los pidan o sean necesarios. Nada de palabras difíciles de pronunciar pues tartamudearemos o nos trabaremos y entonces, vendrán los nervios.

5) El papel
En muchas exposiciones podemos tener un folio de info, yo soy más de aprendérmelo y no leer. Si os toca leer…no soltéis el tocho mientras leéis sin levantar la mirada, eso queda mal. Leed algo y luego enrolláis el papel y seguís explicando otras cosas.

6) La seguridad
Hay que sentirse seguros. Como siempre digo, para mi exponer es como un "Comienza el baile, el show, el teatro" de hecho, cuando me toca exponer, ya sea sólo o en grupo, sólo decir esa frase xD, para relajar a mis compañeros y relajarme yo.
Otra de las cosas que suelo hacer es que, suelo exponer que algún objeto en la mano, no se…consigue que mis nervios no afloren y mis manos no tiemblen, también muevo los brazos muchas veces porque me da seguridad. Hago mucho uso de lenguaje corporal para que no toca mi atención la capte mi voz o mi cara…y no sé, siempre me ha funcionado. El moverse y no estar estático también funciona. No os quedéis quietos como piedras, salvo que la exposición sea así (tipo frente a un jurado o algo así xD)

7) Ser uno mismo
Al final, el reflejo de uno mismo es lo que se ve en la exposición. El que es un poco nervioso…le costará más adaptarse pero… ¿Por qué nos ponemos nerviosos? ¿Por qué? Si sólo es una exposición, que si, nos puntúan y nuestros compañeros nos miran…pero…ellos también van a tener que exponer, ahora o en algún momento de su vida.
Lo que pienso yo es "Me toca hacerlo y no puedo huir…y si sale mal, meteré la pata con estilo y me reiré de mi mismo, porque soy así de chiste y soy feliz conmigo mismo"
Autoconvencerse que no pasa nada, que ya saldrá bien y que hay que estar tranquilo. Yo, por ejemplo, siempre me tomo un café antes y me relaja para exponer.

Y YA ESTA.

Ahora anécdota. En mi vida he tenido que exponer bastantes trabajos, incluso me toco hacer un monólogo cómico, esa vez fue jodido xD y hice todo lo que he hecho aquí, los 7 pasos. Ya que requerían de ello (salvo el del papel, así que fueron 6) y debo decir que fue una de las mejores exposiciones que he hecho. A partir de ese día…siempre he expuesto usando estos pasos o similares (recordad cada persona es un mundo J).

Y bueno, aquí llegamos al final. Esta entrada se la dedico a mi querida Biam (@_AiBiam) que de alguna forma me ha dado la idea de esta entrada al ver sus tweets sobre una exposición ^^.

¿Y vosotros? ¿Cómo combatís el miedo escénico?

Un saludo. Y hasta la próxima entrada….dentro de 3 meses o por ahí xD.


Driver Argano

No hay comentarios:

Publicar un comentario